In a Jack White State of Mind

Originalmente iba a ver al sensual Jack White en el Corona Capital en México el año pasado, pero después de la tragedia de la lluvia, el baño de lodo y las tormentas eléctricas me tuve que ir sin presenciar su show. Hice berrinche al por mayor hasta que descubrí que podría ir a verlo a Puebla, pero era entre semana y como soy una mujer trabajadora e independiente, mi agenda y la de Jack tampoco pudieron coincidir. Pensé que mi única solución era ir perseguirlo hasta Monterrey o en el peor de los casos a Guadalajara. Pero después de su show en Puebla, su tecladista festejó, literalmente, como si no hubiera un mañana, por lo cual el resto de sus conciertos en México fueron cancelados. No quedó otra opción más que asegurar lugares en el Madison Square Garden en NY (claro, porque pretextos para ir a NY nunca faltan).

jackwhite4

Cuando se acercaba peligrosamente la semana del concierto en New York, también se acercaba peligrosamente la tormenta de nieve más aterradora de la historia, temí nuevamente que el calentamiento global me impidiera estar cerca de Jack. Pasé una semana de frío y nieve, tuve más miedo que nunca. Por fin llegó el día del concierto, el sol salió y para celebrar el milagro de la vida, fui a cenar a un bistrot muy chulo y por unos tragos antes del momento. Entre los asistentes había una mezcla bizarra: escuincles muy escuincles acompañados de sus papás y una cadena de ancianos de por lo menos 60. A mi alrededor sólo podía percibir una neblina de mota y alientos alcohólicos.

Los teloneros, ‘Run The Jewels’,  un dúo rapero muy raro pero bastante decente, no es lo mío pero disfruto. Antes de iniciar el concierto una persona del staff sale a pedirnos un gran favor: guardar nuestros celulares y disfrutar del concierto y del momento, nos contó que un fotógrafo estaría haciendo fotos todo el tiempo y estarían disponibles para descargar al otro día en su página. OBVIAMENTE nadie le hizo caso y en cuanto salió Jack White al escenario salieron de volada todos los celulares a grabar su escenario azul. Después de meses, días y horas de espera por fin llegó el momento de ver a mi único y verdadero crush en la vida.

jackwhite3

No se trataba de un escenario monumental, más bien algo simple en tonos azules, grises y negro, al igual que el arte de su disco Lazaretto, que interpretó completo junto a su orquesta, algunas canciones pasadas, uno que otro cover de The White Stripes y de The Raconteurs. Sólo puedo decir que me llevó más lejos de lo que cualquier mortal ha hecho por mi.

Lazaretto es un disco de estudio preciosista súper limpio y disfrutable para escuchar, pero en vivo, Jack White es sucio, como todo buen rockero. Un show espectacular pero no tan suave como su más reciente disco. Puedo decir que poco a poco voy eliminando a las bandas que NECESITO ver antes del fin del mundo y él definitivamente era uno de ellos. 

Ahora, muero porque saque un nuevo disco y quizás, para revivir un 10% de esa emoción que se sintió en el Madison Square Garden, les comparto su más reciente presentación en el festival Coachella 2015:

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s